Faustino Zapico

Información

Esti artículu ye del 08 Jul 2012, y ta dientro de la sección Blogue, IAS, L'Arcu de Texu.

Etiquetes pa esta entrada

, , , ,

Sobre la nueva etapa d’Izquierda Asturiana

Estos díis dende Izquierda Asturiana (IAS) tamos faciendo públicu l’alcuerdu algamáu nel alcuentru nacional del partíu que celebramos el 14 d’abril y el 19 de mayu. Dao que yo soi parte implicada nesi procesu, quiero aprovechar esti blogue pa dar dende equí la mio valoración del mesmu. Nesa asamblea, a la que llegamos en medio d’una fuerte división, tuvimos una primer fase, el 14 d’abril, onde pudimos constatar que les diferencies internes yá nun yeren coyunturales, sinón de fondu. Básicamente, centrábense na valoración que facíemos del procesu unitariu qu’entamáremos con un sector d’Andecha nel 2007 y qu’acabara dando orixe a la Unidá Nacionalista Asturiana (UNA), y al procesu que la propia UNA abriera col Bloque por Asturies en 2010. Mientres un sector de la miltancia, centráu casi na so totalidá nel conceyu de Xixón, facía una valoración positiva d’entrambes esperiencies, el restu pensábemos xusto lo contrario: que llevábemos años equivocándonos, y que’l resultáu final yera’l de l’absoluta invisibilidá social del asturianismu en xeneral y del nuestru proyectu en particular. Como consecuencia d’esa diferencia tan grande d’análisis, les propuestes sobre per ónde empobinar yeren tamién estremaes: Mientres la mayoría dábemos por fracasáu’l proyectu d’UNA y polo tanto proponíemos la recuperación de la plena soberanía d’IAS asina como la conformación d’un nuevu procesu unitariu seriu, ampliu y ensin esclusiones, onde pudieren participar colectivos y persones que trascendín el propiu marcu de la coalición Bloque-UNA, l’otru sector apostaba por pisar l’acelerador na converxencia col BA. Mientres unos proponíemos la reformulación del discursu y la estratexa , otros apostaben por afondar na que veníemos siguiendo.

Sicasí, hubo intentos de consensu. El 14 d’abril presentábemos una propuesta de resolución onde se reconocía que l’oxetivu que se marcara IAS cola construcción d’UNA, el d’afitar un espaciu unitariu de la esquierda asturianista y verde, nun se cumpliera más que mui parcialmente, en tanto que nun valiera como ferramienta rial d’acumulación de fuercies y d’enanchamientu d’esi espaciu. D’otru llau, reconocíase qu’ún de los actores del procesu, Andecha Astur, nun llegara dafechu a formar parte del procesu dende’l momentu en que’l sector que formaba parte d’UNA renunciara, o perdiera, la posibilidá de representar llegalmente esa opción política. Tamién s’afondaba en que la propia inesistencia d’una de les organizaciones, Andecha, fexera que la otra, IAS, dexara d’esistir como tala en tanto qu’entrara nun periodu de “conxelación organizativa” que llevara a la so práctica inactividá, contraviniendo espresamente l’alcuerdu algamáu en 2008. P’acabar, constatábase que’l propiu alcuerdu ente’l BA y la UNA de llevantar un nuevu espaciu permanente facía inviable una estructura federal integrada n’otra federación. Por too ello, proponíase qu’IAS recuperara la so plena soberanía política y organizativa a tolos efectos, lo qu’implicaba la reactivación del so trabayu políticu a tolos niveles, dar por escosáu’l procesu UNA, procediendo a la disolución de la federación, y incorporase al procesu de creación d’un nuevu espaciu unitariu de la esquierda asturianista y verde sobre les bases que se fueren afitando nel debate conxuntu de los meses vinientes.

Nun foi posible. Cuando los compañeros que nun taben d’alcuerdu con esta propuesta argumentaben que la disolución de la UNA yera inaceptable, retiróse esti puntu, pero tampoco asina foi posible’l consensu: la clave yera la reflesión autocrítica que facíemos de la propia UNA. Pa ellos yera meyor fuxir p’alantre. Llegamos asina a una situación de bloquéu permanente. Dao que los estatutos d’IAS desixen una mayoría de 2/3 p’aprobar o modificar aliances polítiques, vímonos en qu’había una mayoría que quería dar por acabada la UNA y recuperar a IAS como interlocutor nesi procesu de converxencia, pero que nun llegaba a los dos tercios necesarios, y d’otru llau, los compañeros de la minoría nun taben en condiciones d’imponer una disolución d’IAS pa que la UNA pudiera adaptase llegalmente al procesu de converxencia col BA.

Pa rematar, el propiu procesu Bloque-UNA siguía’l so camín. N’Abril, un conceyu abiertu de la UNA aprobaba facer en dos meses la converxencia col Bloque. Los que defendíemos qu’un procesu d’esi tipu (que, por cierto, yera una idea orixinal d’IAS) pa facelu bien yera necesario facelu con más tiempu, p’asegurar un debate rial y non una microponencia de corta y pega pa salir del pasu y escenificar en dos meses lo que tenía que durar seis, quedamos n’absoluta minoría. La UNA, ensin esperar pola opinión de los partíos integrantes na federación, decidía superase a sí mesma. En rialidá, yera lo mesmo que propunxéremos nós una selmana anantes nel alcuentru d’IAS. La diferencia taba en facelo too muncho más apriesa y ensin tener a los partíos d’UNA como interlocutores, yá qu’eso podía torgar un procesu que yá taba previamente cocináu. Namás quedaba la escenificación, y pa eso yeren abondos dos meses.

Neses condiciones, la rotura yera inevitable. Izquierda Asturiana nun podía tar como tala nesi procesu de converxencia, en primer llugar porque los demás nun querín que tuviera y en segundu porque nes condiciones en que se plantegaba esi procesu paecíanos una simple escenificación de lo que yá taba más que decidío. Y teníemos el 19 de mayu la segunda parte del nuestru alcuentru, col procesu Compromisu yá entamáu. Nin había mayoría pa salir de la UNA, nin había mayoría pa qu’IAS aceptara un procesu que violaba toles normes internes y qu’amás implicaba la desapaición de la organización pela vía de los fechos. Por suerte, llegamos a un alcuerdu, a una solución consensuada, anque doliosa: decidimos que, dao que la rotura diba dase, había qu’intentar que fuera lo menos traumática posible. Aprobamos asina que los militantes d’IAS que taben d’alcuerdu cola esperiencia d’UNA y el procesu Compromisu fueren dándose de baxa del partíu a lo llargo de les selmanes previes al congresu de Compromisu, y qu’IAS saldría de la UNA, lo qu’implicaba salir del procesu Compromisu, nun faciéndolo público hasta depués del congresu de la nueva organización.

Esto ye, básicamente, lo que se fexo. Los militantes que quedamos n’Izquierda Asturiana recuperamos asina la nuestra plena soberanía política, y procedemos a la reorganización del partíu, depués d’años de práctica conxelación del mesmu. Quien llea esto podrá pensar que nun ye más qu’otra historia de microorganizaciones que s’engarren, xunten y vuelven a engarrase nun bucle eternu que caracteriza l’asturianismu dende cuantayá. Ye una forma de velo. Otros pensamos que la unidá nun pué ser un fetiche que xustifique absolutamente too.

La crisis de la esquierda nacionalista nun ye otro qu’un reflexu de la crisis xeneral que vive’l país. Les respuestes que queremos dar a esa crisis asturiana son les que definen a les organizaciones polítiques, y xustifiquen -o non- los procesos de xuntura y rotura de les mesmes. No qu’a mi me toca, tengo la sensación de recuperar una llibertá que va tiempu que nun tenía: los desalcuerdos que tenía na UNA yeren mui grandes, pero la llealtá y la disciplina obligábenme a modular muncho les crítiques pal esterior. Agora yá nun tengo esa obligación, nin tampoco la necesidá, yá que forma parte del pasáu.

A los compañeros colos que compartí militancia munchos años n’Izquierda Asturiana, y qu’agora decidieron salise pa entamar otru proyectu, namás me queda desea-yos lo meyor, y esperar que los nuestros caminos políticos vuelvan a converxer. Serán los propios acontecimientos, y la respuesta que-yos deamos, los que determinen quien tenía razón. Será la propia llucha y la movilización social nestos años tan revesosos que mos vienen encima las que definan quien van ser compañeros de llucha, de viaxe o de partíu. En tou casu, si hai daqué que tien que quedar claro ye que nos meses vinientes tolos brazos van ser pocos.

Contestar

Deberíes tar autentificáu pa poder comentar.

Actualizaciones recientes

Comentarios más recientes