Faustino Zapico

Información

Esti artículu ye del 17 Feb 2012, y ta dientro de la sección L'Arcu de Texu, Les Noticies.

Etiquetes pa esta entrada

, , , , , ,

Paisaxe anantes d’una batalla

Lleguen nuevos recortes, prepárase una nueva contrarreforma llaboral que nun va sirvir pa xenerar empléu, sinón pa que los empresarios aforren perres. Hai nueves rebaxes de sueldos y pensiones vía xuba d’impuestos, prepárase una modificación de la llei d’educación que va rebaxar tovía más la calidá del sistema, pero que va valir p’abrir la puerta a la privatización del mesmu, pagada, eso sí, con fondos públicos. Collúmbrase’l copagu sanitariu, anque con otru nome. Sigue medrando’l paru, y nun baxa’l déficit, y too indica que va siguir asina. Los ricos siguen ensin pagar impuestos, la corrupción sal impune y el Reinu d’España sigue siendo l’únicu estáu del mundu onde nun s’investiguen los crímenes escontra la humanidá, dende desapaiciones de posguerra a robu masivu de nenos con clara implicación de sectores importantes de la ilesia católica.

N’Asturies tenemos too eso y amás una Xunta Xeneral onde dos partíos tan asemeyaos que los sos programes fexéronlos les mesmes persones nun son a ponese d’alcuerdu p’articular una mayoría de gobiernu, y eso pasa porque ún d’ellos tovía nun asumió la so derrota electoral y nun quier que se desmonte’l comederu del que participaba como sociu menor dende hai trenta años. Tenemos un gobiernu que se dicía asturianista y rexenerador pero que ta reproduciendo los mesmos vicios que los anteriores. Tenemos una prensa que nun investiga los casos de corrupción y namás los fai públicos cuando la fai primero la prensa madrilana.

Tenemos amás una sociedá civil desarticulada. Unos sindicatos mayoritarios que yá casi nun son dignos d’esi nome. Unos sindicatos minoritarios que siguen siéndolo. Un 15-M que tovía tien que definir una nueva estratexa. Un movimientu de reivindicación llingüística, la única construcción durable y sólida del asturianismu, nes sos hores más baxes y que ta reproduciendo la zuna más propia de la vertiente política: la fragmentación, gracies a los que siempre xugaron a secta milenarista y a los que nun arranque d’adanismu creyeron topar la piedra filosofal. Tenemos una esquierda que nin ta nin, ca vuelta menos, se la espera. Tenemos una derecha que diz que ye d’esquierda. Tenemos una derecha que diz que ye derecha pero que se lleva mal ente ella. Tenemos una esquierda nacionalista que tovía nun foi a definir un nuevu discursu y estratexa pal ciclu que s’abrió en mayu.

Si yá yeren tiempos malos, agora vienen piores. Vamos a unes elecciones que son lóxiques y inevitables pero que mui posiblemente nun solucionen la situación, y que puen valir pa deslexitimar el pocu autogobiernu que tenemos. Nun vamos tener, amás, tolos vienres en quioscu Les Noticies pa contánoslo. En toos estos años casi nunca coincidí cola llinia editorial pero siempre pudi espresar llibremente la mio postura, ensin censura nin autocensura nenguna. Pocos medios puen dicir lo mesmo. Esto ye un espeyu de la propia sociedá civil asturiana, de la so desarticulación adulces, de la so pasividá énte lo evitable. Si nun garramos la bandera de la dignidá, esto funde. ¿Taremos tovía a tiempu?

[artículu asoleyáu nel caberu númberu impresu de Les Noticies]

Contestar

Deberíes tar autentificáu pa poder comentar.

Actualizaciones recientes

Comentarios más recientes