Faustino Zapico

Información

Esti artículu ye del 06 May 2013, y ta dientro de la sección Artículos, Blogue, L'Arcu de Texu.

Etiquetes pa esta entrada

, , ,

Interinos

L’anuncia la otra selmana per parte del gobiernu asturianu de que los docentes interinos de la escuela pública diben cobrar el branu, diez meses depués de que s’anunciara lo contrario y colos presupuestos yá aprobaos, interpretóse, xustamente, como una victoria del colectivu nun contestu amás especialmente revesosu de retayos y agresiones al funcionariáu, por nun falar de lo raro que ye nos últimos cuatro años qu’una llucha llaboral acabe en victoria, siquiera parcial.

El colectivu d’enseñantes de la escuela pública ye tradicionalmente maltratáu. Maltratáu pol gobiernu central y autonómicu, con modificaciones lexislatives ca pocu tiempu, caúna pior que l’anterior, deslexitimáu permanentemente, col xornal retayáu –dende 2008, 27 puntos menos de poder alquisitivu en secundaria y 25 en primaria, namás que mui parcialmente compensaos pola acumulación d’antigüedá-, con xuba de la xornada llaboral y de les ratio d’alumnos por aula, o con menospreciu permanente en porgüeyu del enseñu priváu. Maltratáu por tertulianos y gandaya mediática, como’l conxuntu del funcionariáu, intentando presentalu como un colectivu de vagos con xornales altísimos y de vacaciones permanentes, y maltratáu pola opinión pública, que reproduz n’abondes ocasiones los tópicos que salen per boca de los tertulianos col mesmu conocimientu de causa qu’estos, esto ye, nengún.

Dientro del colectivu docente, quien ocupa l’escalón más baxu ye, ensin dulda nenguna, l’interín. El meyestru o profesor interín ye’l caberu en llegar al centru y, davezu, ye’l que tien pior horariu y piores grupos. Si ta a media xornada y nun conceyu mui alloñau de la so residencia, malvive con un xornal de fame que malpenes da pa pagar l’arrendamientu de la vivienda y el combustible. Nun pue facer planes a mediu-llargu plazu pal centru nel que ta destináu porque lo más seguro ye que pal otru añu tenga otru destín. Si l’interín ye amás sustitutu ye pior tovía: tóca-y, yá empezáu’l cursu, asumir los alumnos, la programación y la planificación del docente al que sustituí, por nun falar de, nun tiempu récord, conocer al alumnáu col que trabaya y a les sos families. L’interín ta amás na incertidume permanente, yá que cada dos años ta’l via crucis de les oposiciones: si va habeles, y si les hai con qué temariu y con qué modelu d’esame o con qué baremu de puntuación, por nun falar de si salen places abondes que permitan algamar una y non quedar a les puertes con una nota más que curiosa.

Si l’interín docente ye un precariu en meyores condiciones salariales que, por poner un casu, un trabayador d’una gran superficie, eso nun quier dicir que la so situación seya envidiable. Por eso l’anuncia, yá en xunu de 2012, de que, nel marcu del programa de retayos del gastu públicu impuestu pol gobiernu central, los docentes interinos nun diben cobrar el branu de 2013, sentó especialmente mal… ente quien s’enteró. Porque’l colectivu ínterin comparte munches característiques del conxuntu del colectivu docente, y una d’elles ye la desinformación de bona parte de los sos integrantes. Si a estes altures del cursu tovía hai una desinformación bien grande sobre lo que ye la LOMCE y lo que significa, pesie a que llevamos dende setiembre colos sucesivos anteproyectos, y esto ye común al conxuntu de los docentes de la escuela pública, ente munchos interinos espardióse la idea de que lo qu’afecta al conxuntu del enseñu nun va con ellos, incluyendo una reforma educativa tan agresiva como la que prepara Wert.

La unidá del colectivu ínterin nunca foi xera fácil. Mui estratificáu, ente los que tienen antigüedá y los que non, los que tán arriba nes llistes y los que non, los que son d’asignatures “fuertes” y los que non, los que tán sometíos a oposiciones ca dos años y los que lleven años miagando por teneles, ye fácil cayer na tentación del individualismu. Munchos, incluyendo bona parte de los que bramen escontra “los sindicatos”, tán afiliaos a ANPE o a FETE-UGT “polos cursos” pa pañar puntos pa les oposiciones (cursos que son una estafa, yá que los sindicatos que los ufierten reciben perres de l’alministración por dalos, polo que cobrar por ellos a la xente, usando les rebaxes pa captar afiliaos nun dexa de ser una engañifa) incluso depués de qu’entrambos sindicatos firmaren la llamada “carrera profesional”, que perpetúa la marxinación salarial del profesoráu interín. Munchos otros nin siquiera tán afiliaos a sindicatu nengún, y los que lo tán, suelen tener una participación pequena na so vida interna, anque esta característica ye común al conxuntu de los trabayadores del enseñu, interinos o non.

Neses condiciones, movilizase ye revesoso. La fuelga entamada por parte del colectivu interín en xunu de 2012 y apoyada por SUATEA tuvo un siguimientu mui probe, y desendolcóse en medio d’acusaciones d’economicismu y precipitación. Les movilizaciones del branu entamaes pola Marea Verde pal conxuntu de la comunidá educativa pel branu tuvieron un ésitu relativamente curiosu, y la movilización entamada por SUATEA en setiembre pal colectivu interín igual.

Pasaron los meses, presentóse la propuesta presupuestaria pal 2013 na Xunta Xeneral y la Conseyera Ana González sacaba pechu diciendo que gracies a nun paga-y el branu a los docentes interinos aforraba 10 millones d’euros, y dicíalo al pocu de destinar 18 pa pagar una “carrera profesional” discriminatoria y risible. SUATEA propunxo qu’esos 18 millones s’usaren pa pagar el branu a los interinos y pa facer una xuba salarial al conxuntu de los docentes, interinos incluios (cosa que-y valió l’acusación per parte d’ANPE de ser el Robin Hood que-y “quitaba les perres a los funcionarios fixos pa da-yles a los interinos”), propuesta a la que nun se-y fexo casu nengún, como yera d’esperar. Los presupuestos aprobáronse col votu favorable del PSOE, IU y UPyD y entraron en vigor, y el movimientu del colectivu foi mínimu, anque nes redes sociales empieza a ruxise la noticia de que nun va cobrase’l branu, siendo pa munchos la primera noticia que tienen d’ello. En marzu, coincidiendo cola reunión de l’alministración colos sindicatos pa notificar la execución d’esa partida presupuestaria, qu’implicaba dexar ensin efectu un alcuerdu de 1988, el problema pasa –por fin- a ser d’actualidá pa los medios. Cómo non, abunden les acusaciones a “los sindicatos” de nun facer nada pol colectivu. Por fin, hai una movilización unitaria de tolos sindicatos presentes na Xunta de Personal, qu’axunta unes 500 persones en Plaza España. Poques, si tenemos en cuenta’l tamañu del colectivu interín (2.500 persones). Munches, si les comparamos coles movilizaciones anteriores.

N’abril dase una “conxunción planetaria” d’eses que tanto-y prestaben a Leire Pajín. De primeres, dende Madrid dase más marxe pal déficit de les comunidaes autónomes. De segundes, los dos partíos que dende fuera del gobiernu tienen pol mesmu, IU y UpyD, necesiten un güelpe d’imaxe pa tapecer los problemes que tienen encima: IU pola imputación por prevaricación del so portavoz parlamentariu Ángel González, UPyD poles noticies sobre l’exércitu d’asesores del so solitariu diputáu na Xunta. De terceres, la necesidá del PSOE de facer un xestu pola escuela pública depués de que sigan saliendo noticies ca vez más graves sobre’l casu Marea. Y de cuartes, la propia movilización del colectivu y la socialización del problema al conxuntu de la comunidá escolar y fuera d’ella. De resultes, el 30 d’abril, una selmana depués de negar esa posibilidá, el gobiernu anuncia que los interinos que trabayen pel cursu más de cinco meses y mediu van cobrar el branu, calteniendo la situación anterior.

Como suel pasar, la derrota ye güérfana y la victoria tien milenta padres, dao que son munchos los que s’atribúin el méritu de la mesma. Nesti casu posiblemente seya verdá que son munchos los padres, porque foi esa conxunción de factores la que la fexo posible. Eso tendría que facenos pensar tanto na importancia de la movilización como na necesidá d’anticipase a los movimientos de la patronal, nesti casu les alministraciones estatal y asturiana.

El día 9 de mayu hai una fuelga xeneral de tola comunidá educativa escontra los retayos y la LOMCE. Nun podemos esperar a que s’apruebe la llei pa llamentanos de lo mala que ye, como nun podemos esperar a que’l gobiernu asturianu apruebe nuevos retayos pa movilizanos escontra ellos. El colectivu interín va ser el más dañáu tanto polos retayos como pola llei, pero nun ye l’únicu. La salida o ye colectiva o nun ye.

Contestar

Deberíes tar autentificáu pa poder comentar.

Actualizaciones recientes

Comentarios más recientes