Faustino Zapico

Información

Esti artículu ye del 11 Nov 2010, y ta dientro de la sección L'Arcu de Texu.

Etiquetes pa esta entrada

, ,

Francia

Fuelga XeneralYá van nueve fuelgues xenerales nun añu. Y son fuelgues que nun queden en sacar al santu de procesión, sinón que vienen precedíes de fuelgues sectoriales encadenaes y planificaes p’algamar el másimu efectu. Y fáenlo. El país ta paralizáu, y les encuestes falen de más d’un 70 de franceses que ven con simpatía les movilizaciones. Movilizaciones que, tengamos presente, sufren toos: los que nun pue echar gasolina, garrar el tren, mercar el periódicu o dir al cine. Pero asumen eses estorbises porque saben qu’hai un beneficiu mayor: torgar les contrarreformes de Sarkozy, qu’impliquen entamar a desmontar l’estáu social, l’estáu republicanu, llevantáu nos años cuarenta del sieglu XX.

En Francia hai una cultura republicana nel sentíu más puru del términu, que ye muncho más que quitar a un rei pa poner un presidente. La cultura republicana ye la de la protesta cuando nun se ta d’alcuerdu coles midides del gobiernu, y cuando falamos de protesta nun falamos de quedar un día pa salir de procesión, sinón de tomar la cai díis, selmanes, o meses, hasta qu’ún de los dos bandos ceda. La cultura republicana ye la del inconformismu permanente, la de la crítica constante, la del exerciciu de los derechos ciudadanos. Por eso les protestes valen pa daqué. Ganen porque se movilicen. Movilícense porque saben que puen ganar.

En 1995, habiendo en Francia la mayoría parlamentaria conservadora más amplia de la V República (más de 500 diputaos sobre 578), el primer ministru Alain Juppé, quixo aplicar l’axenda neolliberal. Parólu la cai, con selmanes de movilizaciones masives. Esa derrota política llevó a unes elecciones anticipaes que ganó la esquierda, que por desgracia acabó traicionando toles esperances puestes nella. Pero fueron quien a parar el güelpe. Esta vuelta inténtalo Sarkozy, como equí el PSOE. Otra vuelta, como hai cincuenta, un cientu, doscientos años, Francia marca’l camín.

Contestar

Deberíes tar autentificáu pa poder comentar.

Actualizaciones recientes

Comentarios más recientes