Faustino Zapico

Información

Esti artículu ye del 10 Jul 2005, y ta dientro de la sección IAS, L'Arcu de Texu, Les Noticies.

Etiquetes pa esta entrada

, , , ,

Dos años perdíos

Representantes de la FSA-PSOE, Izquierda Unida y Bloque por Asturies firmen el pactu de gobiernuEstos díis cúmplense dos años dende la firma del pautu de gobiernu n’Asturies ente la FSA y IU-BA. Dos años que yá son tiempu abondu pa facer un balance de l’actividá desendolcada pol gobiernu y ver el nivel de cumplimientu de los alcuerdos algamaos. La primer impresión que da, non solo pal asturianismu, sinón tamién p’amplios sectores de la esquierda que por unes u otres razones punxeron enfotu y esperanza na nueva etapa que paecía abrise en 2003, nun pue ser más murniu: podemos dicir, ensin xugar al catastrofismu, qu’estos son dos años perdíos, igual que fueron los anteriores.

La primer conclusión a la que podemos llegar ye que la incorporación d’IU-BA al gobiernu del Principáu nun valió pa modificar la llinia política y el modelu lliberal-clientelar de la FSA, sinón únicamente pa enanchar la so base parlamentaria: hai una continuidá mui grande en tolos ámbitos coles polítiques aplicaes pol gobiernu Areces na lexislatura 1999-2003, cuando gobernaba en solitario. La diferencia ta en que nesa lexislatura había una oposición parlamentaria –con tolos defectos que se quiera- dende la esquierda. Agora, non.

Hai que dicir tamién, dende los que creemos que la ética sí ye importante en política, qu’esti alcuerdu de gobiernu qu’agora cumple dos años nació sobre la base d’un doble engañu: el primeru, anantes de les elecciones, cuando los representantes d’IU-BA cansaron de repitir per toa Asturies que nun diben a entrar nun gobiernu de coalición col PSOE si, ente otres coses, nun entraba nel alcuerdu de gobiernu la oficialidá de la llingua asturiana y la reforma estatutaria. L’alcuerdu firmóse, la oficialidá nun apeció nenyures y la reforma estatutaria quedó en ser estudiada por una “comisión d’espertos” (qu’agora teamos falando de reforma débese a la coyuntura política estatal y non precisamente al pautu). El segundu engañu dióse depués de les elecciones y nel mesmu procesu negociador, cuando dende IU-BA féxose llegar a los medios un documentu colos conteníos del pautu que nun se correspondía colo que depués se firmó y publicaron los propios firmantes. Repito: en política, la ética sí ye importante.

Pero al marxe de los defectos de nacimientu del gobiernu, que por sí solos yá amuesen el calter de quien lu forma, lo que procede anguaño ye valorar l’acción del gobiernu en sí mesma. Y ésta básase nun programa que nun supón una rotura col modelu de desarrollu aplicáu n’Asturies dende va décades: un modelu basáu na industria pesao-estractivo, altamente depredador pa col mediu, improductivu y necesitáu de la subvención esterna pa siguir alendando, y sofitáu nun modelu políticu sucursalista y clientelar. Esi modelu entró en crisis va trenta años. Los ventidós de gobiernos autonómicos (4 de la FSA en solitario, 6 de la FSA con sofitu esternu d’IU, otros 2 de la FSA en solitario, 3 del PP y 1 de Marqués col sofitu esternu del PAS y del tránsfuga Saavedra, otros 4 de la FSA en solitario y agora 2 de la FSA con IU-BA) nun valieron pa pilotar la transición hacia otru modelu económicu: tolo contrario. Presos del dogma neolliberal de non intervención del Estáu na economía, les distintes alministraciones asturianes optaron por marafundiar les perres que se daben dende la UE a cuenta de la voladura controlada de los sectores productivos asturianos n’obres faraóniques, subvencionar empreses pantasma y caltener la rede clientelar qu’afitaba un votu cautivu que permitía construir mayoríes electorales. La entrada d’IU-BA nun valió pa modificar esa política, sinón pa facer partícipe a esta organización del procesu. El vieyu modelu muerre en medio de l’anestesia de fondos mineros y prexubilaciones. Los efectos de l’anestesia empiecen a pasar (y más que van pasar de la qu’acaben les ayudes de la UE) y los primeros síntomes de dolor empiecen a notase baxo la forma d’emigración masiva y forciada de bona parte de la mocedá del país, lo más preparao y dinámico de la nuestra sociedá. ¿En qué cambiaron les coses con esti gobiernu? ¿Qué midides hubo pa torgar esta situación? ¿Qué hai de distinto nestos dos años de los cuatro anteriores, o de los otros dieciseis? La respuesta ye clara: nada, o tan poco que nun ye abondo pa modificar la valoración xeneral.

Sigue la privatización adulces del sistema educativu cola agresión a la escuela pública (conciertos cola privada y supresiones sistemátiques na rede pública, especialmente na zona rural), l’apueste pol modelu productivista-depredador (llínies d’alta tensión, monocultivu enerxéticu), les obres faraóniques y innecesaries (Muselón), la especulación (PGOU de Xixón), la non intervención na actividá productiva (dexando morrer empreses altamente rentables, como nel casu reciente de Talleres Revuelta), la fiscalidá sucursalizada (recurriendo amás a lo más reaccionario, los impuestos indirectos como’l de la gasolina), la negación de los derechos llingüísticos (ehí niégome a poner exemplos, primero por evidentes y segundo polo que me ta cayendo encima)… y suma y sigue. Mentanto, xuégase a la impostura, pa facer ver que se fai daqué onde nun se fai nada o mui poco: un Presidente que fala de federalismu onde hai un autonomismu apocadísimu, una conseyería que fala de salariu social onde quier poner un modestu subsidiu, otra conseyería que fala de normalización llingüística onde hai una discreta promoción… El casu ye caltener la traza progre y guai, y paecer que se ye un gobiernu d’”esquierda plural”: de fechu, fo dende los propios firmantes del alcuerdu dende onde s’amestó esi términu, calcáu del exmplu francés. Mal exemplu: yá dicía Marx que la Historia nun se repite, y de facelo, ye baxo la forma de farsa. El gobiernu de la “esquierda plural” francesa (socialistes, socialistes d’esquierda, comunistes, radicales y verdes) valió p’aplicar el modelu neolliberal y privatizador que nun fo quien a desendolcar la derecha ensin que la oposición dende la esquierda fuere quien a torgalo. Perdió les elecciones depués de xenerar malcontentu y frustración ente la so propia base, rozando’l camín a la derecha oficial. N’Asturies, lleva camín de siguir el mesmu procesu: amosar a la xente que nun hai diferencies ente un gobiernu del PSOE-IU con unu del PP u otru del PSOE en solitario, nun habiendo tovía otres fuercies polítiques con fuercia abonda como p’apaecer como un proyectu creíble pa un segmentu importante de la base electoral de PSOE-IU, ye roza-y el camín a les polítiques tovía más a la derecha, yá seya en forma de PP o de PSOE en solitario.

¿Qué queda agora? Posiblemente, más impostura. Nos prósimos meses, sigún IU-BA vaiga siendo menos necesaria pa la FSA, aumenten les rocees y les amarraces. Igual toca qu’IU-BA apaeza faciéndose la doncella ofendida d’una mala telenovela, descubriendo que la engañaron y dando’l portazu pa tener tiempu unos meses anantes de les elecciones pa recuperar un perfil políticu propiu perdíu ente los pliegues de los sillones del volkswagen phaeton. Igual recuperar la retórica guerrera, ca vuelta menos creíble, visto lo visto, pa caltener la fidelidá d’un electoráu ca vuelta más desengañáu. Y depués de les elecciones de 2007, si pinta bien, volver a falar con un PSOE más soberbiu tovía, posiblemente con Javier Fernández de presidenciable (mui conocíu pola so radicalidá socialista y asturianista, por supuesto) y ver si ye posible reeditar la criatura.

Esti escenariu ye tan posible como cualisquier otru, y posiblemente más. El malcontentu coles polítiques d’esti gobiernu ye grande, pero la respuesta social probe, notándose namás –y ensin fuercia abonda como pa corrixir el rumbu, de momentu- nel ámbitu sindical y nel de defensa de la llingua asturiana. Sobra resignación. Pa qu’otra Asturies seya posible, primero hai que creelo. De nós depende.

Contestar

Deberíes tar autentificáu pa poder comentar.

Actualizaciones recientes

Comentarios más recientes