Faustino Zapico

Información

Esti artículu ye del 19 May 2011, y ta dientro de la sección Blogue.

Etiquetes pa esta entrada

, , , , , , , , , , , ,

Depués del 15, el 22-M: Nun los votes

Quitástisnos demasiao, agora querémoslo tooL’ésitu de les movilizaciones del 15 de mayu amosaron delles coses y confirmaron delles otres: ente les amueses, la primera ye que tovía hai pulsu na sociedá civil, y qu’esti pue ser el despertar d’una xeneración entera; la segunda, que la política ye daqué más, muncho más, que votar ca cuatro años, y que por muncho que se quiera negar lo evidente, les reivindicaciones del movimientu son polítiques nel sentíu más puru y auténticu del términu. Ente les confirmaciones, la primera ye la hipocresía de la clase política d’esta época que ye como una II Restauración nes sos distintes expresiones partidistes, intentando capitalizar el movimientu y saliendo públicamente –como fexo Javier Fernández- a decir que suscriben les sos reivindicaciones, cuando lleven trenta años faciendo exactamente lo contrario; la segunda, directamente venceyada a la primera, ye que cualisquier movimientu social que nun tenga una espresión política –y digo política, non partidista- cuerre’l riesgu de ser afogáu y/o remanáu polos mesmos escontra los que va empobináu.

Diba ser triste, pertriste, que’l movimientu del 15 de mayu quedase en flor d’un día, y que tovía valiera pa reforciar a los culpables de la situación actual. Evidentemente, esti tien de ser l’aniciu d’un movimientu que va acuyá de dar un toque d’atención na campaña electoral. Por cierto, que l’argumentu qu’apurren delles xuntes electorales pa prohibir les concentraciones ye ablucante: que puen influyir na campaña electoral. Coime ¿Pa qué tán les campañes electorales más que pa influyir nelles?

N’Asturies, como nel conxuntu del Reinu d’España, hai razones abondes pa movilizase, pa protestar non un día, sinón tol añu. Aparte de la problemática común non solo al restu del reinu, sinón a tola UE y al Occidente capitalista en xeneral, hai delles problemátiques específiques, qu’en bona medida yá foron siñalaes el 15-M: la emigración forciada, la estinción de la llingua y cultura asturianes, l’esfarrape del mundu rural, el marafundiu de perres n’obres faraóniques, la corrupción institucional… Razones toes elles, como toles demás, que desixen movilización sostenida y presión social constante, con meses per delantre.

Esti domingu hai elecciones municipales y autonómiques. Elecciones de les que, previsiblemente, nun van salir les soluciones a los problemas d’Asturies. Paez que tamos condergaos a sufrir nos prósimos años otru gobiernu qu’ayude a afondar tovía más nel furacu onde lleven metiéndonos cuantayá. Anque’l resultáu final en votos y escaños tea abiertu, les perspectives de cambiu non. Sicasí, hai marxe pa dar otru toque d’atención a esta casta de políticos corruptos, fartones y vagos, y ye que baxen en votos aquellos que más responsabilidá tienen no que ta pasando. Col votu en blanco o a otres opciones, que les hai, debemos llenar les urnes de votos de castigu. Nengún votu a los que comparten el modelu social, políticu, cultural y económicu que mos llevó onde tamos. Nengún votu a los que participen o participaron nos gobiernos que lleven fundiendo Asturies dende va trenta años. El 22 de mayu, nun los votes. El 23 de mayu y depués, a movilizase.

Contestar

Deberíes tar autentificáu pa poder comentar.

Actualizaciones recientes

Comentarios más recientes