Faustino Zapico

Información

Esti artículu ye del 25 Apr 2011, y ta dientro de la sección Blogue.

Etiquetes pa esta entrada

, , , , , ,

O povo é quem mais ordena

25 de abril, sempre. A Revolução dos Cravos25 d’abril, una fecha que queda marcada na memoria de la esquierda como’l símbolu de lo que pudo ser y nun foi. Esperanza y señardá d’un tiempu en que los güeyos del mundu posáronse en Portugal.

L’enfotu y les ilusiones, el puxu de miles de persones nes cais de Lisboa marcó l’aniciu d’una dómina turbulenta onde la participación popular espardióse per tolos espacios sociales: escueles, barrios, empreses y instituciones. Aconceyábense asamblees y escoyínse comisiones p’atayar los problemes sociales y políticos d’un país que décades de dictadura convirtieran nuna sociedá podre hasta la cañada.

D’esa data de 1974 hasta’l golpe d’estáu de payares de 1975 hubo manifestaciones asgaya y surdieron a la lluz milenta reivindicaciones: Nació un movimientu vecinal potentísimu, sobremanera nes periferies industriales de Lisboa, Setúbal y Porto, pero tamién na zona rural y los pueblinos pequeños. Ocupáronse más de 10.000 viviendes vacies y hubo esperiencies de reforma agraria, con ocupaciones de tierra nos latifundios del sur del país. Entamóse tamién cola depuración de los colaboracionistes cola policía política. En marzu de 1975, depués d’un primer intentu de frenalo too con un golpe d’estáu, el Movimento das Forças Armadas, que dirixera la revolución, anunció qu’entamaba la “transición al socialismu”. Nacionalizóse tola banca, y cuasi tola gran industria, pasando l’estáu portugués a controlar d’una forma o d’otra hasta’l 70% de la economía del país, al tiempu que s’afalaba a los paisanos probes a ocupar les tierres.

Nun ye esti’l sitiu onde ponese a esclariar en qué quedó too esto y por qué, quién y cómo se traicionó la revolución. Les consecuencies y lleiciones que se puen sacar d’aquel Portugal de va 36 años daríen pa enllenar munches fueyes.

Muncho llovió d’aquella p’acá. Güei en Portugal, en 2011, los dictadores nun se llamen Salazar o Caetano, nin los traidores Spinola: La dictadura impónla el FMI, les axencies de calificación y les grandes corporaciones financieres internacionales; los dictadores son los especuladores qu’echaron el país por tercer vez a la fuexa de la bancarrota y los colaboracionistes son los sucesivos gobiernos que punxeron y ponen per delantre l’interés de toos estos al del pueblu al que deberín representar y defender. Los únicos que siguen nel mesmu papel son los traidores daquella, el Partíu Socialista y el Partíu Socialdemócrata, que siguen emburriando al país a una solución de recortes, nesti casu económicos que van suponer cambios dramáticos na vida, yá difícil, de los ciudadanos portugueses. Tampoco hai policía política pero, igual qu’equí hai policía mediática.

Mientres, al Norte, los votantes islandeses decidieron, otra vez, nun aceptar les condiciones de pagu de los sos “acreedores”. Si’l pueblu d’un país qu’abrazó la relixón del llibre mercáu y la desregularización de los capitales pue negase a pagar polos crímenes de los bancos, ¿Acasu nun pue esperase que los que nun lo fixeron nin sacaron tayada de la época de les vaques gordes fagan lo mesmo y con mas enfotu?

Nin Portugal nin Islandia van pasalo bien, pero ye mui diferente’l negase del pueblu islandés a pagar pola quiebra de los bancos y el dolor que s’impón dende fuera a Portugal. El Bancu Central Européu acaba dicir a les clares, en palabres del so presidente que les negociaciones sobre’l futuru de Portugal tán “escluyíes dafechu del debate públicu”. ¿Cómo llamamos a esto? ¿Democracia?

Sicasí, paez que l’exemplu suple: En Grecia, un cientu d’académicos, políticos y activistes tán reclamando una Comisión d’Auditoría de la delda p’asoleyar al públicu el cómo y el porqué y denunciando’l métodu secretu y dictatorial del FMI y la Unión Europea. En Portugal ya se siente allalantrones el ruíu de milenta pisaes caminando con fuerza, xurando á sombra duma azinheira.

Contestar

Deberíes tar autentificáu pa poder comentar.

Actualizaciones recientes

Comentarios más recientes